Lo mejor de Semana Santa está en Catamarca

Catamarca invita a una Semana Santa llena de los mejores paisajes.

Turismo 30/03/2021 Redacción Yo Amo Catamarca Redacción Yo Amo Catamarca
Cuesta del Portezuelo Pag 2 y 3
Cuesta del Portezuelo Foto: Carolina Cabrera

Catamarca cuenta con un gran número de atractivos y experiencias para recorrer y vivir el próximo fin de semana largo de Semana Santa, con propuestas válidas no solo para turistas, sino también para catamarqueños que quieran visitar lugares que están a muy pocos kilómetros de la capital provincial.

Si el punto de partida es San Fernando del Valle, hacia el Este hay circuitos de jornada completa que incluyen a la emblemática Cuesta El Portezuelo y sus mil distintos tonos de verde. Y otros que también proponen recorridos por este territorio verde de la geografía catamarqueña. Cualquiera que se elija transitar, asegura volver a casa con el corazón lleno de Catamarca.

Portezuelo, Guayamba y Dique de Collagasta

A 18 km de la capital, ya en territorio de Valle Viejo, encontramos la ruta provincial Nº 42 que asciende por la maravillosa Cuesta del Portezuelo, un camino zigzagueante entre la vegetación de montaña, que llega hasta los 1680 metros sobre el nivel del mar.  Pero antes de subir, puede visitar el Museo “Homenaje a la zamba Paisaje de Catamarca”, y de paso se lleva unos ricos regionales para acompañar el mate.

Sobre la mitad del recorrido, a los 1.000 metros de altura, nos recibe el Monumento a Don Polo Giménez y Don Atuto Mercau Soria, autor el primero de la letra y la música de la zamba que se convirtió en Himno de Catamarca. Desde allí, el Mirador del Portezuelo regala la mejor postal del Valle, con sus mil distintos tonos de verde.

Seguimos camino ganando altura hasta llegar a la cumbre, donde los cóndores sobrevuelan oficiando de custodios de esas inmensidades. Siguiendo la misma ruta 42, el camino desciende hacia Guayamba, una pequeña villa turística que creció alrededor del río que la atraviesa. Guayamba es un lugar tranquilo, con servicios, agua y verde para disfrutar en familia o con amigos.

A tan solo 9 kilómetros de la localidad de El Alto, por un camino de tierra, se encuentra el Dique  Collagasta, una gran laguna rodeada de selva que posee un vertedero de varios metros de alto, por el cual cae el agua como una gran cascada, cuando sobrepasa su nivel.

El Shincal Pag 2 y 3

El Shincal, Londres, Catamarca

San Antonio de Paclín y Río Balcozna

La Ruta Provincial N° 9 lleva a recorrer estos rincones catamarqueños de clima cálido y subtropical, donde el verde y el azul se adueñan del paisaje.

Las sierras y las porciones de la yunga que a lo lejos se divisan la transforman en una gran postal. Estos pequeños poblados rurales revelan imágenes, colores, aromas y sensaciones que invitan a volver una y mil veces.

El rio Balcozna tiene una característica que lo diferencia de otros ríos de la provincia, corre en sentido contrario a los demás: mientras que todos viajan de Norte a Sur.

San Antonio de Paclín es un encantador pueblo rural del departamento Paclín, ubicado a solo 75 km de la capital provincial. Cuenta con un complejo de cabañas de muy buen nivel.

La región convida lugares propicios para la práctica de senderismo, pero antes de emprender la caminata, consulte con los vecinos del lugar sobre los senderos a recorrer y no salga de ellos, no solo por su seguridad sino también para cuidar la naturaleza y su ecosistema.

Dique y Villa de Las Pirquitas, La Puerta, El Rodeo, Las Juntas

Ruta Provincial N° 4- Ruta Provincial N° 1, Sierras del Ambato o del Gracián, a ver….veamos, ¿por cuál de ellas transitar?

Aire puro, paisajes de sierras, ríos, valles y quebradas, atractivos que estimulan a caminar o cabalgar por senderos serranos, escuchando el canto de los pájaros y percibiendo el aroma a hierbas silvestres.

Las experiencias pueden variar, de acuerdo a su expectativa, navegar o pescar en el dique Las Pirquitas o en los ríos ambateños, realizar caminatas de altura, animarse ascender al Manchao o al Gracián, todo el recorrido es un escenario propicio para realizar actividades recreativas o solo descansar tomando unos mates bajo la sombra de los árboles y a la orilla de algún arroyo, antiguas historias y leyendas de sus callecitas floridas.

Los colores de la flora embriagan con sus colores en las distintas estaciones del año, toda la región invita a pasear, a recorrerla a caballo, caminando o como más le guste, pero tómese el tiempo para hacerlo, respire hondo, disfrute.

San Pablo, Concepción y Los Ángeles

A pocos kilómetros de la ciudad capital, en los faldeos de las últimas estribaciones del Ambato, arroyos y ríos bajan de las sierras, una vegetación boscosa se adueña del paisaje, aquí se encuentra Concepción representativo del lugar los llamados “arrayanes del cerro”,  árbol aromático y de particular belleza, la vegetación acompañante está constituida por helechos, epifitas, enredaderas, musgos, líquenes, etc. zona propicia para caminatas en comunión y respeto con la naturaleza.

En San Pablo “la joya” es la iglesia de San Nicolás de Bari,  es una obra de magnifica proporciones organizado en función del estilo neoclásico con una planta en cruz griega, en donde domina una cúpula central revestida con mayólicas francesas “Pas de Caláis”.  Esta pequeña iglesia es otra de las obras atribuidas a Caravati. Y se encuentra enmarcada en el agradable entorno rural de San Pablo.

Una cuesta asfaltada con  imponentes paisajes lo llevara a este pueblo nogalero, Los Ángeles , como en tantos otros lugares de la provincia el premio lo encuentra al final del camino,  paisajes únicos e irrepetibles  invitan a descansar en contacto con la naturaleza pura e infinita. Al igual que  otros rincones serranos, tómese el tiempo, disfrútelo, vale la pena.

Oeste (Ruta del Adobe, Termas, Dunas y Seismiles) corredor de la ruta 60

Historias y leyendas se entrelazan en esta región llena de mística y tradiciones antiguas, el color rojizo, arcilloso de la arquitectura en adobe se funde con el verde de viñedos y olivares,  inmensidad en salares y dunas bailarinas. Maravilla e imponencia en los Seismiles, cálido relax en las aguas termales de toda la zona. Los atractivos de la Ruta del Adobe son parte ineludible del gran patrimonio cultural de la provincia donde se podrá visitar la, Posada Casagrande, el Centro Cultural Municipal de Tinogasta., El Oratorio de los Orquera en El Puesto, la Capilla y Residencia del Mayorazgo en Anillaco, La Iglesia de Nuestra Señora de Andacollo en La Falda, el Poblado Prehispánico de Watungasta, la Iglesia de San Pedro en Fiambalá al igual que la Comandancia de Armas de Fiambalá.

Iglesia de Andacollo, Tinogasta pag 2 y 3

Iglesia Nuestra Señora de Andacollo, Tinogasta, Catamarca.

Ruta 40 (Londres, Belén, Hualfín y Santa María)

Si hay una ruta que tiene misticismo propio esa es la 40, de punta a punta de la Argentina con sus más de 5000 km., constituye un desafío y una aventura para quienes emprenden su recorrido.

Aproximadamente 310 km. de ella recorre el territorio catamarqueño, que comienza en Cerro Negro (Tinogasta) y termina en Fuerte Quemado (Santa María).

Londres, la segunda fundación más antigua de nuestro país, plazas y encanto a cada paso, con la presencia de El Shincal, un sitio arqueológico Inca único digno de visitar, donde se descubrirán la más antiguas tradiciones del lugar y se podrán disfrutar además de una visita al Centro de Interpretación del lugar y degustar la rica gastronomía regional en su comedor. Sobre el particular, luego del largo receso obligado por la cuarentena, las visitas guiadas al sitio se realizan en el turno mañana a las 8, 9.30, y 11 hs., mientras que por la tarde a las 16, 17.30 y 19 horas. Los cupos son limitados, por lo cual es necesario reservar lugar a través de la página de Facebook "El Shincal De Quimivil Londres" (@elshincaldequimivill)

Belén como cabecera departamental posee los servicios necesarios para el descanso y disfrute de sus visitantes, donde se encontrarán con comidas regionales, vinos y cervezas artesanales, confituras y pastelería, y lo mejor de nuestras artesanías.

Además se organizó una “Feria Artesanal y Gastronómica” desde el jueves 1 de Abril en el Complejo Famayfil, de 12 a 19 horas.

Cuna de artesanos, de ponchos y chales, belichos de mirada profunda,  manos mágicas y hacedoras, colores intensos en la artesanías que muestra los tonos del pasaje mismo, sabores profundos en la gastronomía regional. Rojos, amarillos, verdes, ocres, celestes, toda la paleta en las especias, en las sierras, en el campo sembrado.

Hualfín es una postal que se extiende en el valle, rodeada de sierras y con su gran avenida bordeada de árboles. Pueblo de resistencia calchaquí, de leyendas y como en todo esta región de sabores plenos, profundos, coloridos. Los vinos persisten en el paladar marcando un recuerdo con toda la calidez del agua termal y del sol catamarcano.

Así  la 40 más al norte va llevando a Santa María…Pachamama e Intihuatana, vinos y confituras, ríos anchos, arenosos y caudalosos, poblados mágicos y generosos entrelazados como cuentas de un quipu.

Toda la Región del Oeste es como una gran vasija, un gran poncho, tiene sabores intensos como el del jigote o dulzón como una capia.

En ella hay  poetas y cantoras que marcaron una impronta de  la región, contando y cantando a través de la poesía y su música la belleza del paisaje santamariano con tonada belicha, cuenta de la frialdad de una piedrita tinogasteña, del rosa profundo de la rodocrosita de Andalgalá o la imponencia del Manchao marcando el horizonte en Pomán.

Catamarca: Así es toda ella en su totalidad… profunda… todo en ella es intenso… está marcada por pisadas ancestrales, su suelo es milenario y frágil, su monte es  sensible como la mirada huidiza de una vicuña. (Textos y Fotos Nota y Tapa,  Ministerio de Cultura y Turismo, Carolina Cabrera).

Te puede interesar
Lo más visto