Presentarán la línea de tiempo de la historia de la Virgen del Valle

Noticias 26 de noviembre de 2019 Por
“Es un obsequio de amor a la Madre que siempre está caminando junto a su Pueblo, y durante 400 años no ha dejado de dar señales de su presencia amorosa”, dijo el Pbro. José Antonio Díaz, Rector del Santuario Mariano sobre este valioso aporte.
historia virgen

El viernes 29 de noviembre, a las 22.00, se llevará a cabo la presentación de la línea de tiempo de los 400 años de la Madre del Valle en nuestras tierras, que ya se puede apreciar en una de las paredes laterales del Santuario Mariano.

Un gran esfuerzo, que hoy ve sus frutos, llevado adelante por el Equipo de Historia de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, que a su vez está comprometido con la publicación de “Stella”, la Revista de la Virgen del Valle: Lucrecia Molas Vera, Marcelo Gershani Oviedo, Norha Alicia Trettel, Pbro. Gustavo Molas, María Liberti, Graciela Córdoba, Graciela Mentasti y Cinthia Rojas.

Para conocer detalles de este precioso trabajo, dialogamos con la historiadora Lucrecia Molas Vera, quien describió que “la línea de tiempo es un intento de reflejar el devenir de los acontecimientos de una forma lineal, o sea, marcándolas en lo que sería una recta sin fin, porque el presente sería la última etapa de la línea de tiempo. Tiene dos formas de leerse: una vertical, que permite ver la simultaneidad de los acontecimientos en distintos niveles, internacional, nacional y local, y en algún acontecimiento muy particular, como el caso de la Virgen. En la lectura horizontal podemos tomar cualquiera de estas dimensiones y leer en forma secuencial cómo se fueron sucediendo los acontecimientos a lo largo del tiempo”.

La historiadora comentó cómo surgió la idea: “Cuando se iba a cumplir el Bicentenario de la Revolución de Mayo, el CFI junto con el Gobierno nacional propuso la elaboración de la línea de tiempo nacional, y a cada provincia la confección de la línea de tiempo de su espacio territorial. Con Norha Trettel trabajamos en el diseño y en la búsqueda de datos de lo que sería la línea de tiempo del espacio catamarqueño, encabezados por el Padre Elio Fernández. Se presentó la línea, el diseño se hizo en Buenos Aires, y cuando la conoció el Padre José Antonio Díaz, nos propuso hacer lo mismo con la historia de la Virgen del Valle”.

A partir de ese momento, “elegimos las dimensiones, también el orden internacional sobre todo respecto de la Iglesia, los Papas, en el orden nacional referido a la historia local, los acontecimientos políticos, históricos, culturales de la provincia, y lo que específicamente correspondía a la Virgen del Valle”, indicó Molas Vera, apuntando que “el siguiente paso fue la conformación de una comisión que se llamó Línea de Tiempo. María Liberti diseñó en un Excel cómo sería el desarrollo de los acontecimientos a lo largo de estos 400 años. Lo hizo con texto y necesitábamos incorporar imágenes y pulir la ubicación de los acontecimientos en cada momento. Entonces, buscamos a la diseñadora gráfica Cinthia Rojas, quien se ocupó de elegir los colores para cada dimensión.

También, se ocupó de ir ubicando las imágenes correspondientes en cada uno de los acontecimientos que reflejábamos”.
En cuanto a la búsqueda de datos, contó que “la hicimos en bibliografía existente de la historia de Catamarca, de historia nacional, de historiadores de la Virgen, y allí trabajó, fundamentalmente, Marcelo Gershani Oviedo, quien aportó la mayor cantidad de datos, porque se ha ocupado de la Historia de la Virgen del Valle”.

La tarea siguió con la revisión del lenguaje, “porque una línea de tiempo se escribe en un estilo llamado presente histórico, en que cada momento del desarrollo del acontecimiento lo expresamos como si fuera presente, para que la persona que se ubique delante de la línea y la lea, pueda sentir que está siendo protagonista de ese acontecimiento. Por eso no hablamos en pasado sino en presente histórico. Luego, para revisar la redacción, la ortografía y todo lo que tiene que ver con la lengua, convocamos a Graciela Córdoba de Vera y a Graciela Mentasti, quienes se ocuparon de esa tarea”, describió.

“Una vez que estuvo escrita la línea, hicimos una convocatoria para validar los datos históricos y aquellos que tienen que ver con la Iglesia, y la expusimos en una circunstancia en que fueron corriéndose los datos que pudieran estar errados o faltantes. La etapa final, después del diseño y la validación, fue encargada la elaboración del modelo definitivo en vinilo sobre plancha de metal, para ser colocado en ese lugar de la Catedral, que es una pared lisa, larga, muda, y que tranquilamente puede servir para que los peregrinos y devotos puedan conocer en detalle la historia de la Virgen del Valle”, relató la investigadora.

Respecto del significado de esta tarea para ella, compartió que “a mí me produjo una gran satisfacción trabajar en esto. Ya lo había hecho con la línea de tiempo de la provincia y sentía que estaba en condiciones de entender de qué se trataba hacer una línea de tiempo. Además, tratándose de la Virgen del Valle, todo lo que Ella me pida, estoy dispuesta a hacerlo”.

Pbro. José Antonio Díaz: “Un instrumento muy valioso”

La línea de tiempo de la historia de la Virgen del Valle lleva una introducción, que realizó el Rector de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, en la que destaca: “400 años en la vida de nuestro pueblo es muy significativo, trascendente y acotado a la vez. Un tiempo que nos habla de los orígenes y fundamentos de nuestra cultura, marcado por el sello de una época y una forma cultural pero con un horizonte abierto sin límite”.

“Esto es aún más cierto cuando se trata de un tiempo marcado por la providencial presencia de la Bendita Imagen de la Virgen del Valle, tan llena de contenido, ternura, cuidado, cercanía y amor para con su pueblo”.

“Un Jubileo Mariano Nacional para evocar y resaltar la Obra de Dios en María, la Madre de Jesús y Madre Nuestra, no sólo un acto de conmemoración histórica, es sobre todo una proclamación de fe en el Dios que se hizo tiempo, historia, eligiendo y preparando a la Mujer Nueva para realizar el misterio sublime de la Encarnación”.

“La presente obra, impulsada desde la Catedral Basílica, quiere ser una aproximación a los acontecimientos más significativos de esta Providencial presencia. Esta línea del tiempo será, sin duda, un instrumento muy valioso para el Pueblo de Dios, especialmente para quienes trabajan en la educación de nuestros niños y jóvenes. Pero sobre todo, es un obsequio de amor a la Madre que siempre está caminando junto a su Pueblo, y durante 400 años no ha dejado de dar señales de su presencia amorosa”, expresa el sacerdote.

Asimismo, agradece “la generosa colaboración del Equipo de Historia de la Catedral Basílica Nuestra Señora del Valle, que a su vez están comprometidos con la publicación de la Revista Stella (Revista de la Virgen del Valle). Sin su valiosa y profesional colaboración este proyecto no habría prosperado”.

Boletín de noticias