CATAMARCA VIVIO UN EXITOSO FIAMBALA DESERT TRAIL 2017

Noticias 02 de junio de 2017 Por
Del 23 al 27 de Mayo 2017, se corrió en Fiambala la 4ta edición de la mayor ultra maratón en geografía de desierto de Sudamérica: Fiambala Desert Trail Makalu. El evento contó con 5 carreras simultaneas: 170k en 4 etapas (con 3 noches de campamento), 80k en 2 etapas (1 noche de campamento) y los formatos clásicos nonstop: 50, 30 y 15k. Todos los competidores finalizaron su carrera en las termas de Fiambala, a 1.800 msnm.
fiambala

De a poco los casi 500 corredores de 8 países diferentes, arribaron a Fiambala, donde fueron recibidos por la organización ubicada en el salón de cultura de la municipalidad, para ser acreditados y recibir el kit de corredor, que incluyo productos de Sox, Makalu, Amanda, Terepin, Qsoft, Vigorem, Nutremax, Hileret, El pocillo Malta, una artesanía de barro cocido (obra de Fernanda Cauterucci, especialista en rescate de orfebrería de pueblos originarios) y productos regionales de Catamarca.

El evento fue organizado por Salvaje eventos, a cargo de Federico Lausi, auspiciado por el municipio de Fiambala y la secretaria de turismo de la Provincia de Catamarca, y las empresas Makalu, Sox, Amanda, Powerade, Coca Cola, Aguas Kin y Ledian S.A. Conto con la logística de Gendarmería Nacional, Defensa Civil de Catamarca y Fiambala, Bomberos de Tinogasta y de Catamarca, Salud, Policía y equipo de Rescate de Andalgala, Provincia de Catamarca y los auspiciantes antes mencionados, además de Castell, Lheritier y Liex S.A.

La carrera comenzó el 24 de Mayo, a las 10hs, en Punta del Agua, al norte de la Ruta del Adobe (Provincia de Catamarca, Argentina). Los corredores unieron este pequeño poblado con uno aún más chico, enclavado en un entorno de montañas, a casi 3 mil metros sobre el nivel de mar, paso obligado de civilizaciones ya extinguidas como los inkas y los Diaguitas: Las Papas, al comienzo del paso de San Buenaventura.

La primer etapa tuvo decenas de cruce de arroyos de deshielo, y un viento zonda constante y furioso que se hizo sentir en la piel de cada corredor que ascendió lenta pero constantemente hasta alcanzar la meta. Ya el primer día el corredor local, Fernando Quiroga, demostró ser la revelación de la carrera, sin antecedentes deportivos, de familia muy humilde, utilizando indumentaria poco técnica y sin experiencia alguna, corrió por su tierra a una velocidad y un ritmo pocas veces visto y termino ganando la carrera, aunque para lograrlo faltaban 3 días más.

Allí pasaron la noche, en el primero de 3 campamentos. En este poblado todos los 1ro de Agosto se celebra la fiesta de la pachamama, por lo que aun hoy, La Papas cuenta con un cacique y parece estar aislado del resto del mundo (se puede llegar a pie, o en vehículo 4x4). Durante la primer noche se anunció el recorrido del día siguiente, que culmino en Mesada de Zarate, donde el 2do campamento fue azotado por grandes vientos, pero con la calidez de los corredores y el equipo de Fiambala que celebro allí, el día patrio: 25 de Mayo.

La tercer etapa conto con 2 sectores muy diferenciados, el primero de suelo muy firme, un camino entre montañas y pequeños poblados que finalizo en Antinaco, desde allí comenzaron las dunas, que se extendieron hasta Taton, una pequeña aldea rodeada de montañas cubiertas de arena, que a lo lejos parecen estar nevadas. Allí, en la escuela de Taton, pasamos la 3er y última noche (esta etapa fue compartida entre los corredores de 170 y 80k).

El Sábado 27 de Mayo se largaron los 50k desde Saujil, pasando por Medanitos. El clima fue protagonista, las nubes bajas y la temperatura cercana a 0 grados calaron duro entre corredores y organización, aunque todos estuvieron a la altura, corriendo lento y visualizando las marcas alcanzaron el Puesto de control, ubicado entre las dunas de Saujil, y fueron desviados hasta Fiambala donde tomaron el camino de montaña que finalizo en las termas. La etapa fue liderada por el corredor de Ensenada Ezequiel Ramallo, quien se ubicó entre los primeros 3 en 2016 (el ganador en aquella oportunidad fue el ultra maratonista Pablo Ureta). Los 30k largaron también desde Saujil, pero en otra dirección y a las 11:30hs, directo a la Duna Mágica de casi 100mts de altura, que fue trepada por los corredores y vinculo este recorrido más adelante con los de 170 y 80k, quienes largaron a las 10:30hs desde Medanitos.

La última de las largadas ocurrió en Fiambala, en la plaza central fueron convocados los corredores de 15k, quienes a pocos metros de salir ya comenzaron a ascender hasta las termas de Fiambala, por un camino de montaña y piedras, siempre cuesta arriba.

Todas las carreras se encontraron en la montaña, corriendo por senderos que culminan en una mina de Jade, con paisajes que parecían postales de alta montaña, decorados por un cielo celeste, nubes bajas y un sol que se dejo ver, para culminar con una fiesta en la llegada, en las termas de Fiambala, recibiendo al cruzar la meta la tan merecida y soñada medalla finisher y un vino de la bodega Vinos de Altura, edición limitada Fiambala trail cosecha 2016.

Las premiaciones se realizaron en la disco Pueblo Viejo, a las 22:30hs, donde se entregaron los premios de cada uno de los sponsors que tuvo la carrera (especialmente la indumentaria técnica del main sponsor Makalu), productos artesanales de la Provincia de Catamarca (gentileza Secretaria de turismo de Catamarca) y los trofeos que también son originales, ya que representan figuras de culturas precolombinas encontradas en la zona, obras también de la artesana Fernanda Cauterucci.

Los esperamos en la próxima edición, en mayo 2018!!!.